SIETE PERLAS

Estándar

UNAISIETEPERLAS

El metro pasó,
con voluntad férrea,
sin detenerse.
Nos dejó boquiabiertos en el andén,
pero a mí me dio por salir corriendo a buscar tus siete años,
que adiviné perdidos en el último vagón.

Tras una árdua carrera conseguí alcanzarlos.
Y cuando tuve tus siete perlas en mis manos,
en unos segundos,
no hice más que mirarlas por horas.

Deseé protegerlas del ruido,
de la urgencia de las prisas,
de la vida sin juego.
Las acaricié,
las dejé deslizarse entre mis dedos,
admiré su color blanco,
y las ensarté por fin en un fino y bonito collar,
que aún cuelga de tu cuello.

A Unai

© Mayca Soto

»

  1. Hola, Mayca.
    Qué bonito cuando las letras se enamoran y forman bellas palabras.
    Los ojos quedan quietos, mirando al papel, mirando a las letras, imaginando sensaciones, con el brillo de la emoción chorreando.
    Me ha encantado.
    Un saludo desde Tenerife.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s