LA NOCHE ANUNCIÓ LLUVIA

Estándar

IMG_2110 (1)

Amanece el gris
de este día.
La noche ya anunció lluvia;
de carencias.
Pero no creo en el rumor
de este viento helado,
que entumece nuestros ojos todo el día.

Cierro las puertas
y aún así
penetra esta humedad,
resbaladiza,
mohosa,
devoradora,
alojada desde ayer
en las bisagras de las puertas.
Y yo, que creí ver,
no la vi llegar.
Y ahora no sé con qué abrigarme del asombro del temor;
sé que no tengo suficiente ropa,
que no puedo proteger sus hombros desvalidos,
quemados por este sol
abrasador,
que no es sol,
que es una carcoma
aficionada a la agresividad
de la negrura.

¿Cuánto tiempo tardan en ahogarse las bestias
que habitan la luz de nuestro día?
Los minutos ya se han convertido en horas.
Y las horas, en días.
Y los días, en meses.
Y los meses amenazan con no acabar nunca.
Quiero celebrar su caída.
¿Y si mojamos nuestras manos
en agua helada,
y si los hundimos hasta congelar su respiración?
Algo más se debe de poder hacer
que esperar a la desenvoltura de las máquinas,
al saber de una ciencia que desatiende el alma.

Corazón, encárgate que su luz sea
capaz de aunarse con el sol.
Siempre lo fue,
solo que ahora no lo recuerda

Dime que mañana
amanecerá
el instante de la bienvenida,
del roce de manos
y del abrazo.
Dile a ese instante que no parta aún,
al menos no antes de aparecer en nuestro horizonte,
hambruno,
loco por la esperanza.

Lo sé, lo sabes,
la vida te aguarda.
Aunque sin sonrisas,
sería un delito esquivarla.

Me guardo para ti
toda la esperanza.

© Mayca Soto

A mi hermana, llena de luz

 

»

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s