ANHELOS

Estándar

ANHELOS

 

Tu breve silueta recortada
en la fotografía.
En tus hombros armados
de cinco años,
veo todo el peso
liviano
del mundo
y una firmeza dulce que reconforta.

Te observan unas vías
que a mí se me aparecen
como promesas

Tú admiras trenes poderosos
que regresan y se van,
festivos en su ignorancia férrea,
por esos mismos raíles
gastados por el uso
de largos recorridos,
quizás aliviados
por efímeros preámbulos de jornadas laborales,
por música encapsulada tras los auriculares,
paréntesis de paisajes
enladrillados,
adornados en sueños.

Yo, en cambio,
sólo descubro tu cara
reflejada en alguna ventanilla
y un paisaje
que no reconozco, aunque quisiera,
y que se recrea veloz
en tus ojos almendrados
de adulto confiado.

No me ves ahora en tu ensueño.

Mientras, quizás anhele
ser la pieza minúscula del engranaje
de un motor indescifrable
que jamás te abandone en mitad de la vía,
para que todas tus estaciones
sólo sean llegadas a buen puerto.

Sí,
lo sé,
ya lo sé,
los fracasos
son sólo espejismos de la desesperanza.
Algún día también tú percibirás
el silbato
esperanzado
de los trenes.

@ Mayca Soto

»

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s